junio 14, 2024

Si convives con uno o más gatos, te habrás topado más de una y dos veces con algún vómito de tu compañero felino. Es habitual que los gatos vomiten, por causas más o menos sin importancia, como una bola de pelo o un atracón de comida, pero aunque sea común y en la mayoría de los casos no haga falta visitar al veterinario, no quiere decir que sea normal y que no podamos hacer nada por evitarlo.

Acompáñanos por este artículo con los motivos más habituales de vómito en gatos y unas pautas generales para identificarlos e intentar prevenirlos.

Causas más comunes

Los vómitos son un síntoma un tanto vago y los motivos por lo que ocurren pueden ser muy variados. Los más comunes son:

  • Bolas de pelo.
  • Toxinas (incluyendo medicación).
  • Dieta (incluyendo objetos extraños).
  • Enfermedades del sistema digestivo.
  • Infección.
  • Cáncer.
  • Otras enfermedades, neurológicas o endocrinas.

Cuánto, cuándo, cómo

Una orientación en cuanto a la gravedad de lo que le ocurre a tu gato puede obtenerse contestando a las preguntas anteriores. Hacer un poco de investigación sobre lo ocurrido antes de vomitar, puede ayudar a encontrar el origen y saber qué hacer a continuación.

¿Ha sido justo después de comerse, casi sin respirar y en menos de su suspiro, su latita favorita? Probablemente sea solo un atracón. ¿Has cambiado su pienso o comida húmeda? Es posible que la nueva contenga algún ingrediente que no le sienta bien, si vomita de forma repetida, o su sistema digestivo necesita tiempo para acostumbrarse al cambio, si solo lo ha hecho una o dos veces. ¿Está tomando nueva medicación? Consulta con tu veterinario si el vómito puede ser un efecto secundario y si sería conveniente dejarla o cambiarla. ¿No para de mordisquear tu planta favorita? Comprueba que no sea tóxica para gatos (enlace).

Otra clave es observar qué otros síntomas muestra tu compañero peludo: apatía, más visitas al cajón de arena o ninguna en absoluto, si ha dejado de comer o beber…

gato apático

Un gato que vomita de forma frecuente, pero come, juega, duerme y tiene funciones físicas normales no necesita ir urgentemente al veterinario, aunque seguro que se beneficia de una visita en la que este descubra el origen de los vómitos y así puedan intentar evitarse.

Por otra parte, si tu gato no vomita nunca y de repente tiene un episodio sin origen aparente, debería ser tratado como una emergencia, especialmente si se acompaña de otros síntomas como los que comentábamos más arriba.

La guía de colores

El color y la composición del vómito también nos pueden dar una idea de lo que puede estar pasando:

  • Amarillo, blanco o transparente con pelo. Una bola de pelo que no puede pasar por el sistema digestivo.
  • Comida sin digerir. Probablemente comió demasiado rápido o mucha cantidad y no lo puede digerir.
  • Amarillo. Suele indicar que tiene bilis, lo que podría significar que es un problema renal.
  • Transparente. Puede ser por reacción a algún alimento o medicamento. También porque están intentando expulsar un objeto extraño.
  • Con espuma blanca. Puede indicar una enfermedad no digestiva, visita a tu veterinario.
  • Con sangre. Acude inmediatamente al veterinario.
  • Con hierbas. Puede ser un problema de indigestión o una planta tóxica.
gato en el veterinario

 

Qué podemos hacer

Los casos graves, con sangre en el vómito y acompañados de otros síntomas preocupantes, tienen que ir directamente al veterinario. Los leves pueden evitarse de distintas formas:

  • Si tu gato tiende a vomitar bolas de pelo, observa si se lava de forma nerviosa y obsesiva, lo que puede ser señal de otras enfermedades o estrés, y cepíllalo con frecuencia para eliminar la mayor cantidad de pelo posible y que no tenga que pasar por su sistema digestivo.
  • Si vomita porque suele comer muy rápido, prueba a darle cantidades más pequeñas de comida, varias veces al día.
  • Si has cambiado de comida, prueba a introducirla de forma gradual, a lo largo de varios días (idealmente de siete a diez días), para que pueda habituarse más fácilmente al nuevo alimento.
  • Desparasita de vez en cuando, quita o pon fuera de su alcance las plantas que puedan ser tóxicas o consulta con tu veterinario si crees que puede ser la medicación.

Por último, después de un vómito, asegúrate de que tiene acceso a agua abundante y reduce la cantidad de alimento hasta que tu gato recupere la normalidad.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

perro tumbado por el calor
Siete consejos para proteger a tu peludo del calor extremo

julio 19, 2024

La salud de nuestros peludos, como la nuestra, sufre con la excesiva exposición al sol y al calor. Puedes seguir una serie de fáciles consejos para protegerlos en esta época del año en la que las temperaturas y las actividades al exterior están en su máximo.
Ver artículo completo
Ocho consejos para evitar que tu perro se maree en el coche
Ocho consejos para evitar que tu perro se maree en el coche

junio 28, 2024

Es frecuente que los perros se mareen en el coche, por motivos físicos y a veces también anímicos. Con estos consejos puedes evitar o al menos reducir este incómodo problema y disfrutar aún más de viajar con tu peludo.
Ver artículo completo
Cinco consejos para combinar comida vegana casera con pienso vegano para tu perro o gato
Cinco consejos para combinar comida vegana casera con pienso vegano para tu perro o gato

mayo 30, 2024

Si quieres cocinar deliciosa comida vegana para tu peludo y a la vez estar seguro de que le das todo lo que necesita, una buena opción es combinarla con pienso vegano, siguiendo una serie de consejos que harán que su dieta sea completa y saludable.
Ver artículo completo