octubre 10, 2022 2 lectura mínima

Como en los humanos, la salud oral tiene una enorme importancia e influencia en el bienestar general de nuestros compañeros peludos. El efecto más evidente de una mala salud dental es el mal aliento que a veces observamos en ellos, pero el más preocupante es la acumulación de placa y su transformación en sarro, si no es eliminada a tiempo. El sarro deteriora los dientes, que pueden incluso llegar a caerse, y puede originar infecciones que afectan a dientes, encías o incluso otros órganos. Y solo puede ser eliminado por el veterinario.

Las enfermedades dentales son el problema de salud más común en animales, el 70% de gatos y el 80% de perros han sufrido algún problema dental antes de los tres años de edad.

Influencia de la alimentación en la salud dental

La comida seca es, en general, más adecuada que la húmeda para el cuidado dental de nuestros amigos de cuatro patas, ya que ayuda a controlar el acumulo de placa en los dientes mediante la propia masticación. Un contenido adecuado de fibra contribuye a este efecto limpiador, mientras que una formulación especialmente atenta a sus necesidades nutricionales beneficia su salud general y, por extensión, la oral.

Hay determinados componentes e ingredientes que particularmente ayudan a mantener una buena salud oral, como el Zinc, la vitamina C, los arándanos, la granada y el clavo.

Por otro lado, es especialmente importante evitar el azúcar, tanto en su alimentación general como en las golosinas y snacks.

Qué podemos hacer

    1. Visita al veterinario con regularidad, pidiéndole que haga una revisión bucal. El veterinario te dirá cuál es la situación general, si hay algún problema que sea necesario resolver y podrá también aconsejarte cómo mantener una buena salud oral para el caso concreto de tu perro.

    2. Limpia sus dientes con un cepillo adecuado con frecuencia, o con tanta frecuencia como se deje. Esta es una actividad no demasiado gratificante, para ellos ni para nosotros, pero si empiezas cuando son pequeños es más fácil hacerlo de forma rutinaria.

      3. Elige una alimentación adecuada para su salud dental, incluyendo al menos una proporción de comida seca. Asegúrate de que es alimentación completa, que contiene todos los nutrientes necesarios para su salud general.

        4. Dale a tu perro snacks especiales para el cuidado bucal. Puedes encontrar una variedad de palitos dentales que además son nutritivos y, por supuesto, veganos.

          5. Puedes darle, además, juguetes para morder que le ayudan a limpiar la dentadura, priorizando los materiales naturales y adecuados para este fin, como la madera y los materiales textiles.

          Atento a las señales

          Además de tener en cuenta estos consejos, es importante estar atento a los síntomas de alguna posible enfermedad dental, para que no prospere y tenga consecuencias graves. Si notas mal aliento, dolor al masticar o incluso falta de apetito, revisa la dentadura de tu compañero y llévalo a tu veterinario de cabecera.


          Dejar un comentario

          Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.