abril 18, 2024

Tu compañero peludo probablemente sea normalmente un perro feliz, juguetón y activo. Estamos seguros de que cualquier cambio en su carácter y comportamiento habitual desata la alarma en la familia, observando con atención qué puede estar pasando para, si es necesario, llevarlo al veterinario.

Uno de los síntomas más evidentes de que algo no va bien con su salud son los vómitos, pero conviene ser capaz de valorar las causas y la gravedad de la situación porque, a veces, no son debidos a una enfermedad grave y es posible que sean solo un hecho puntual sin consecuencias vitales para su salud.

Cuándo y cuánto

No es lo mismo que tu peludo vomite de vez en cuando, o incluso solamente algunas veces aisladas, a que lo haga con cierta regularidad. En el primer caso, habría que averiguar qué es lo que le ha sentado mal puntualmente y en el segundo qué parte de sus hábitos diarios o de su dieta está afectando de esa forma a su salud. Puede ser desde una forma de comer muy rápida a una alergia a un ingrediente concreto de su alimentación.

perro rompiendo un cojín

Qué ha comido

En la mayoría de los casos, si tu perro vomita de forma puntual es porque ha comido algo que no debía, por lo que un primer análisis de la situación sería investigar lo que tu amigo ha podido ingerir en las horas previas al vómito. Tú conoces a tu perro mejor que nadie, y seguramente sabes qué tipo de cosas o alimentos tiene tendencia a comer sin que deba hacerlo, como algún desecho que encuentra en el parque, algo que ha robado de la basura o incluso piezas de lego olvidadas en un rincón. Uno de nuestros perros era un experto encontrando chicles pegados en cualquier parte, que invariablemente volvían a “emerger” en mitad de la alfombra del salón.

En estos casos, el vómito es la forma que tiene el organismo de tu perro de deshacerte de algo perjudicial para él, y una vez expulsado muy probablemente el problema desaparece. Es importante saber qué lo ha producido para evitar que vuelva a ocurrir, como por ejemplo si se trata de una planta tóxica que tenemos en casa. Pero también cabe la posibilidad de que sea algo verdaderamente peligroso para él y haya que tomar medidas. La clave está en observar cómo es el resto de su comportamiento; si presenta letargia, debilidad, pérdida de peso, saliva en exceso o vomita agua, hay que visitar al veterinario.

perro enfermo

Otras causas típicas de vómito y cómo evitarlas

  • Come con ansia, vomita justo después de comer. Pon su comida en porciones más pequeñas distribuidas durante el día. También puedes usar una alfombrilla de estimulación en lugar de un cuenco para enlentecer la ingesta.
  • Vomita después de comer tras un cambio en su pienso habitual. No quiere decir que el nuevo pienso le siente mal, aunque no se puede descartar que tenga una alergia o intolerancia a alguno de sus ingredientes. Prueba a mezclar la antigua comida con la nueva en una proporción 90/10 y haz la transición paulatinamente durante los siguientes 10 días, aumentando la proporción de 10% en 10%. Si vomita cada vez en más de dos o tres ocasiones, deja el nuevo pienso y llévalo al veterinario.
  • Hay un buen número de enfermedades, sobre todo relacionadas con el sistema digestivo como la pancreatitis, fallo renal o hepático, parásitos intestinales, o incluso cáncer, que pueden tener el vómito como síntoma. Si observas otros síntomas en tu perro puede ser que se trate de alguna de estas enfermedades y lo mejor es que lo lleves al veterinario cuanto antes.
perro en el veterinario

El color tiene la clave

Otra pista de la posible causa es el color del vómito:

  • Verde. Posiblemente tu perro ha comido hierba o alguna planta. Es muy común que los perros coman hierba si notan algún malestar de tipo digestivo.
  • Amarillo. Puede indicar que hay bilis en el vómito, lo que suele ocurrir cuando ya ha vomitado varias veces y no hay contenido en el estómago.
  • Blanco y espumoso. Suele indicar un alto contenido en ácidos gástricos, que quiere decir que tiene el estómago vacío.
  • Comida sin digerir. Es posible que el tracto digestivo esté bloqueado por haber ingerido algún objeto.
  • Rojo. Quiere decir que hay sangre en el vómito, por motivos diversos, es claramente una emergencia y requiere que lo lleves directamente al veterinario.
perro y humano disfrutando en el parque

    En resumen

    Que tu perro vomite, tal como nos pasa a los humanos, es un proceso natural que no tiene por qué ser una señal de enfermedad grave, pero es importante encontrar la causa original y observar su comportamiento, buscando otros posibles síntomas, para poder valorar la gravedad y acudir al veterinario si fuera necesario.

    Un estilo de vida saludable, con suficiente ejercicio y estímulo, una alimentación nutricionalmente completa y de calidad y mucho amor son la mejor prevención ante problemas digestivos.


    Dejar un comentario

    Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


    Ver artículo completo

    Diez consejos de cuidado para gatos mayores
    Diez consejos de cuidado para gatos mayores

    mayo 16, 2024

    El cuidado de los gatos mayores es un privilegio que seguro que disfrutas tanto como nosotros. Siguiendo unos cuantos consejos y adaptando hábitos y entornos a las características de esta fase de la vida de tu gato, puedes prolongar y mejorar vuestro tiempo juntos.
    Ver artículo completo
    Cuatro señales de que tu perro o gato necesita un cambio de dieta
    Cuatro señales de que tu perro o gato necesita un cambio de dieta

    mayo 03, 2024

    La dieta es uno de los aspectos más importantes en la salud de nuestros compañeros peludos. Es conveniente estar atentos a las señales más comunes de una alimentación pobre e insuficiente en perros y gatos para poder garantizar su salud y bienestar.
    Ver artículo completo
    Dos recetas de galletas veganas caseras para perros y gatos
    Dos recetas de galletas veganas caseras para perros y gatos

    abril 05, 2024

    A todos nos gusta tomar un snack de vez en cuando, también a nuestros peludos. Tienes una oferta variada de premios veganos en el mercado, además de frutas y verduras que pueden gustar a tu perro o gato, y también puedes preparar fácilmente en casa galletas veganas para ellos, sanas y deliciosas.
    Ver artículo completo