agosto 03, 2022 2 lectura mínima

Cada vez es más frecuente ver en las consultas de los veterinarios casos de alergias e intolerancias alimentarias en perros. La diferencia entre una alergia y una intolerancia es que la primera implica una reacción del sistema inmune mientras que la segunda no, aunque los síntomas que presentan pueden ser los mismos o parecidos y por eso tienden a confundirse. Otra característica diferencial de las intolerancias es que estas tardan más en mostrarse y tienden a acumularse en el tiempo.

Cómo saber si tu perro tiene alguna alergia o intolerancia alimentaria

Los síntomas más habituales de las alergias e intolerancias alimentarias en perros son de tipo gastrointestinal: vómitos, diarreas, flatulencia, falta de apetito, pérdida de peso, dolor abdominal. Es muy probable que tu perro también muestre nerviosismo e irritabilidad.

Si observas alguno de estos síntomas en tu compañero peludo, el primer paso es acudir al veterinario y que, si el diagnóstico confirma que tiene una alergia o intolerancia alimenticia, este empiece a buscar su origen, normalmente mediante una dieta de eliminación.

Cuáles son las alergias más comunes

Uno de los inconvenientes de las dietas procesadas, igual para personas que para animales, es que pueden generar alergias e intolerancias alimentarias. En un estudio clave de 2016 (BMC Veterinary research) se investigaron las causas más comunes de alergias alimentarias en perros y gatos. En otro artículo hablaremos de los resultados en gatos, en perros el estudio encontró que los grupos de alimentos que más alergias causan en estos animales son los siguientes:

Carne de vacuno:       provocó alergias en el 34% de los perros

Productos lácteos:     provocó alergias en el 17% de los perros

Pollo:                          en el 15% de los perros

Trigo:                          en el 13%

Soja:                           en el 6%

Cordero:                     en el 5%

Maíz:                          en el 4%

Huevo:                       en el 4%

Cerdo:                        en el 2%

Pescado:                    en el 2%

Es interesante comprobar que los grupos de alimentos que más alergias originan en los perros son de origen animal (vacuno, lácteos y pollo). Por este motivo, una de las primeras pruebas que hacen muchos veterinarios al observar alergias o intolerancias alimentarias en perros es cambiar a una dieta vegana, lo que permite descartar los alergenos más comunes.

Salud, además de motivos éticos y sostenibles

Hemos escrito en otras ocasiones sobre los beneficios que las dietas veganas aportan a nuestros compañeros animales y al planeta en general. A estos beneficios podemos añadir una poderosa razón más: ofrecerles una alimentación saludable libre de los principales alergenos que les afectan.

Es así también como multitud de perros y gatos de familias no veganas terminan probando este tipo de dietas, en principio por necesidad, y acaban teniendo una alimentación completa, segura, saludable y satisfactoria.

Como decíamos más arriba, en otro artículo hablaremos sobre las principales alergias e intolerancias alimenticias en gatos; mientras tanto, aquí va una pista: también son en su mayoría ocasionadas por proteínas animales.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.